En Asturias, el infante Carlos María Isidro se niega a reconocer a su sobrina Isabel como princesa de Asturias, y heredera al trono de su padre, Fernando VII, hermano mayor del infante. Este, para asegurar la sucesión de su hija, había derogado la Ley Sálica y promulgado la Pragmática Sanción. Fue el comienzo de la Primera Guerra carlista.

Anuncios