En Barcelona los sindicatos anarquistas convocan una huelga general para conseguir la jornada laboral de ocho horas. Y en Elche, se produce la primera manifestación del Primero de Mayo.

Anuncios