El ministro de Información y Turismo, Manuel Fraga se baña en la playa de Palomares, donde cayó una Bomba H estadounidense, para demostrar que no existe peligro de radioactividad.

Anuncios