Los Reyes Católicos ordenan la expulsión de los musulmanes que no quieran bautizarse.

Anuncios