En Madrid, el presidente estadounidense Dwight Eisenhower visita al dictador Francisco Franco; más de un millón de personas salen a la calle para recibirlo.

Anuncios