Mediante el Tratado de Alcalá de Henares,  Fernando IV de Castilla y Jaime II de Aragón acercan posturas frente al Reino nazarí de Granada.

Anuncios