Fray Luis de León, tras casi cinco años de encarcelamiento sin juicio, es absuelto por la Inquisición.

Anuncios