El Gobierno, presidido por Largo Caballero, amenaza con fuertes penas a quienes acaparen plata y metales preciosos.

Anuncios